Make your own free website on Tripod.com
Sedna: perdimos un planeta

Se acaba de anunciar que hay un nuevo miembro en nuestro sistema solar: le pusieron Sedna y es el décimo planeta que gira alrededor del Sol (y le pusieron así porque está muy muy alejado, y por lo tanto debe ser muy frío: Sedna es una diosa entre la mitología de los esquimales).

En realidad no es que se haya descubierto apenas: ya se sospechaba que existía, sobre todo porque había algunas alteraciones en la órbita de Plutón, que hacían suponer que había otro planeta más allá. Así fue que en octubre del año pasado, se descubrió este cuerpo, aunque no se tenías muchos datos de él y no se había hecho pública su presencia.

¿Y por qué se pueden descubrir galaxias a miles de millones de años luz de nosotros y un simple planetita no se había descubierto? Sencillo: este planeta no emite luz (como las estrellas, y es pequeñito, tanto, que de hecho no se le puede considerar planeta.

Verán: hay una clasificación más o menos convencional: si son mas grandes que Mercurio, son planetas. Si son más pequeños, son planetoides. Plutón es más pequeño que Mercurio, y Sedna, más pequeño que Plutón, por lo tanto, se ha pensado reclasificar a nuestro sistema solar y dejarlo en 8 planetas y dos planetoides.

¿Y porqué la diferencia? Es sencillo: todos los planetas salieron de la misma masa: al momento de hacerse nuestro sistema solar la Tierra, Júpiter, Marte y los demás fueron bolas de la misma "pasta cósmica". Así, quedaron más o menos en el mismo plano: como poner chícharos en un plato, vaya, con el sol en medio. Cuando se descubrió Plutón se vio que su órbita no era sobre el plato, sino que lo atravesaba de arriba abajo, lo que hace suponer que era un pedazo de roca que iba vagando por ahí y que fue atraída por el Sol.

Más allá de Plutón hay un montón de rocas (como el cinturón de asteroides) pero que se llama Cinturón de Kuiper. Sabrá Dios de donde vinieron: igual y es residuo de la masa que formó a los planetas. Y más allá está Sedna: está tan lejos que hace una vuelta al sol en ¡10 mil años!

Por supuesto, por su distancia y su tamaño es difícil pensar que también nació con los otros planetas. Además hay lunas (como las de Júpiter) que le ganan en tamaño fácilmente, y hay un asteroide entre Marte y Júpiter que lo iguala en diámetro. Así que en vez de alegrarnos que se haya descubierto un planeta nuevo, deberíamos pensar que igual nos quitan a Plutón en la clasificación. Ni modo, por lo menos los niños de la primaria tendrán menos que memorizar.

inicio/ links/ descargas/ galería/ contacto/