Make your own free website on Tripod.com
Matrix Revoluciones: se acabó el sufrimiento

Cuando vi Matrix por primera vez (la primera Matrix) tuve sentimientos encontrados: por una parte me maravillé de la historia y de los efectos especiales. Por otro me dio pena ajena de la gente que estaba sentada junto a mí, porque muchos no le entendieron nadita. Debo aceptar que es una trama poco digerible para gente que no esté acostumbrada a historias tecnológicas futuristas. Es decir Matrix no es para todo público, es medio elitista.

Eso no tiene nada de malo, si no fuera porque la segunda parte fue el acabóse. Discursos interminables, conceptos difíciles de aceptar. El guión se compensó con buenas escenas de acción, peleas y personajes espectaculares (los gemelos son un gran deleite visual), pero si alguien me dice que el discurso que se aventó el Arquitecto era sencillo de entender le doy una patada. Tal parece que los hermanos Guachauski (o como se escriba) dieron rienda suelta a su imaginación y al no poder incorporar estas ideas en buenas escenas, optaron por hacer el malísimo recurso de "acción- palabrería- acción- palabrería".

Ahora se acaba de estrenar la tercera parte. Revoluciones es la conclusión de la historia (no va a haber más, aunque por ahí se rumore lo contrario) y a mi parecer fue un fracaso total: el guión se les fue de las manos. ¿Dónde quedó ese clímax que todos esperábamos? Sepa, no hubo, porque la historia la dividieron en tres frentes: por un lado la defensa de Zión, por el otro el drama de la nave que tiene que regresar a casa y por último la misión que Neo tiene que cumplir. Y la misión de Neo fue tan ambigua que muchos nos quedamos con cara de "¿ya? ¿eso es todo?".

Podemos resumir el final diciendo que Neo trabaja al lado de las máquinas para liberar tanto a máquinas como a humanos. ¿Liberar de qué? De un virus. Neo fue el Norton antivirus. Que chasco. La primera película nos hubiera hecho pensar que Neo iba a ser el rebelde y el terrorista y no que iba a acabar trabajando con sus enemigos por un bien común. Todos hubiéramos pensado que los humanos se iban a liberar y que todos los campos donde están conectados iban a terminar, pero por su propia mano (no porque alguien los perdonó).

O sea que el virus (el agente Smith) salió más listo que todos, pues se logró salir de la Matrix por su propio pié y encontró la manera de apoderarse de la Matrix misma. A lo mejor Smith era la pieza clave de todo el embrollo. Por ahí leí una hipótesis de que posiblemente Smith era el único humano que estaba detrás de todo, porque se convirtió en virus, tal cual lo dijo en la primera parte.

Sin embargo no creo que los Wachowsky hayan pensado esa posibilidad. Mas bien creo que quisieron hacerse su propio universo particular, que terminara "bonito" sin sobresaltos y de una manera convencional.

Pero bueno: la trilogía de Matrix no es mala, cumple con su función de entretener. Cine palomero. Mucha acción y efectos especiales que marcarán época. Lo que me molesta en verdad es que parecía una historia a la que se le podía sacar mucho más provecho ¿Por qué nadie ha podido superar el maravilloso final del Planeta de los Simios? Nadie se esperaba ver a la Estatua de la Libertad en la última toma. ¿Y por qué todos recuerdan tan bien la escena de "Luke, yo soy tu padre"? Yo les voy a decir porqué: porque los guionistas se arriesgaron a darle una vuelta de tuerca que no caía en lo convencional. Porque un buen guión nunca va a poder sustituirse con efectos especiales por muy espectaculares que éstos sean. Y porque una historia de este calibre no se debería haber dado el lujo de caer en la autocomplacencia. Diferente hubiera sido que al final todos nos hubiéramos enterado que Neo fue un enviado de las máquinas y que por eso tuvo esos "poderes" ¿ah verdad?.

inicio/ links/ descargas/ galería/ contacto/