Make your own free website on Tripod.com
Ladrones educados

No saben cuántas veces he oído eso de que "la Ciudad de México es bien peligrosa", "yo no voy ahí porque asaltan en cada esquina", "en las noticias dicen que te violan, asaltan, secuestran y hacen manita de puerco y tu ni cuenta te das". Mentiras, puras mentiras. Yo llevo 28 años viviendo aquí y nunca me han asaltado. Casi lo hicieron, pero no. Les voy a contar como estuvo.

Hace unas semanas salí con mi novia a cenar por ahí. Pasamos por un local donde vendían Cochinita Pibil (platillo exquisito, no saben) y estacioné mi coche en la esquina (no lo estacioné enfrente porque un auto precioso, nuevecito, estaba ocupando el lugar. Ojo, éste detalle importante).

Entramos al local y sólo estaba el matrimonio que lo atiende. Ya, total que cada quien pidió sus taquitos, y les estábamos dando con singular alegría cuando siento que alguien me agarra del hombro y pregunta "¿De quién es el auto?" Yo pensé que decían del mío, así que sin voltear y sin dejar mi taco les dije "¿cuál? ¿el rojo?".

En eso veo que mi novia tiene la cara pálida y les dice "no no, no es de nosotros" Y los dueños del local "no, tampoco de nosotros". Yo no capté en ese momento de qué se trataba, pero después me enteré, que el tipo había sacado una pistola, me la había puesto a un lado a la altura de la cabezota y que en realidad preguntaba del auto nuevecito que estaba afuera del local para robárselo (aunque yo nunca dejé de comer mi taco de Cochinita ¬_¬).

¿Experiencia traumante? Pues como yo no me dí cuenta de nada lo dejé pasar, además de que antes de irse, los ladrones dijeron "bueno, pues disculpen, buenas noches, nada más no salgan, disculpen ¿eh?" Y yo "ah si, por nada" ¿No es eso educación, Dios mío?

Así son los ladrones aquí, educaditos. Bueno, algunos lo son, como ese que le tocó a mi amigo Ricardo.

Según me dice, un tipo lo abordó y le pidió su dinero. Ricardo le dijo que no traía y el ladrón le contestó "A ver, vamos a buscarte a ver si traes". Ric sacó un billete de 50 pesos (5 dólares mas o menos) y el ladrón le dijo "ahhh ¿ya ves cómo si traías?".

Hay que agradecer que el ladrón no se portó mala onda. Además cuando Ricardo se estaba buscando el billete todo nervioso, se le cayó un cortauñas que el delincuente recogió. "Ten se te cayó esto", le dijo. Además, ya que acabó el asalto, el caco le dijo "a nosotros nos han enseñado que no debemos de lastimar a la gente, ahora échate a correr".

¿Una ciudad donde los ladrones te piden disculpas, te recogen tus cosas bajo riesgo de que les metas una patada en los dientes, y te piden cortésmente que corras, en vez de echarse ellos a correr? Esta ciudad es de Primer Mundo, nadie lo puede negar.

- ¡arriba las manos!

(fotos cortesía de mi compadre Paco Espinoza, que no es caco, aunque parezca)

inicio/ links/ descargas/ galería/ contacto/