Make your own free website on Tripod.com
¡Nadie me respeta!

Una de mis actividades favoritas en alguna reunión es sacar una frase que no tenga nada que ver con lo que estamos hablando. Esta treta funciona mejor cuando la gente se quiere portar muy "nice" y no hallo cómo darle ánimo a la plática, pues me aburro fácilmente. Por ejemplo, nunca falla que cuando el mesero no me quiere dar un bocadillo yo suelte la frase:

-Nadie me respeta

e inmediatamente la persona de junto me diga: "cálmate Mandibulín". Esa asociación de frases con personajes se las debemos -claro- a las gloriosas caricaturas de la niñez. Sufrimos sin darnos cuenta de un cambio radical en el lenguaje que nuestros padres no tuvieron y que nuestros hijos no tendrán.

Otro ejemplo: si hay una mujer guapa en la misma reunión pero muy delgada, le digo al de junto "esa se parece a Sandybelle" e instantáneamente sabemos que nos referimos a los popotes que le tocaron de piernas. O mejor aún, si alguien platica de desamores yo siempre digo "lloré más que cuando veía a Remi" y automáticamente todos dicen "uy sí, esa caricatura era para llorar" o "no hay peor drama que el de Remi". Y si algunos tienen unas copitas de más no faltará el espontáneo que empiece "tun tun tun tun caminar".

Al referirnos a las caricaturas todos nos convertimos en expertos automáticamente. Es un tema único y especial, porque siempre tratamos de acordarnos de los detalles más insignificantes de ellas. Por ejemplo: ¿quién gritaba "¡De roca la mole quiero ser!"? ¿O quién se acuerda de cómo se llamaba el Pulpo Manotas en inglés? (y eso que siempre salía en los créditos)

¡Ah! pero eso sí... todos se acuerdan de la Logia de los Búfalos Mojados o del espantoso perro Belle y su niño Sebastian.

Pero para mí las caricaturas guardan misterios más grandes ¿Porqué nadie reconocía que He-man era el Príncipe Adam, si eran igualitos, nomás que uno estaba más bronceado? ¿Porqué siempre se peleaba Popeye con Bluto por Olivia si estaba bien boba y flaca?
Peor aún ¿Cómo le hacían los pitufos para reproducirse si sólo había una pitufina y nunca la vimos embarazada???

Tal vez nunca lo sabremos.

-¿Y cómo sabía Gargamel tantas recetas con pitufos?

inicio/ links/ descargas/ galería/ contacto/