Make your own free website on Tripod.com
¡Ay Bolivia, no te rajes!

Si no mal recuerdo mis clases de historia (que eran un tormento) Bolivia alguna vez tuvo salida al mar, y no como ahorita, que está totalmente inmersa dentro de Sudamérica. La situación geográfica de Bolivia por el lado que da al océano Pacífico es una cosa bastante peculiar, porque por un lado tiene a Perú y por el otro a Chile (o sea, que un boliviano que quiera ir a la playa puede escoger entre pasar por cualquiera de esos dos países, supongo).

Bueno, según me acuerdo, hubo una guerra que terminó a principios del siglo XX en donde Bolivia y Chile redefinen sus límites. Hay una pequeña zona que Bolivia cedió -o le quitaron según se quiera ver- y que lo dejó sin puerto marítimo. A cambio de este terreno, Chile le ofreció libre tránsito comercial. Pero Perú también tiene algo que ver, porque ellos se quedaron con la tutela de una parte de esta zona. Así, ninguna de las tres naciones puede hacer algo ahí sin consultar a las otras dos. Como todos quedaron en plan de amigochos, llamaron a ésta zona "línea de la Concordia". Ay que bonito.

Pero esto fue hace casi un siglo. Hoy las cosas han cambiado un poco y Bolivia pasa por una de sus peores crisis económicas y -según su presidente- la situación se podría alivianar si Chile está de acuerdo con dejarle un pequeño espacio para volver a tener puerto. La verdad es que tener un sitio por dónde sacar la mercancía no le caería nada mal a Bolivia, pero en mi opinión no es la única solución.

El problema es que Chile no quiere darle ese terreno. Y gracias al tratado aquél, en caso de que sí quisiera todavía tendrían que pedirle opinión a Perú. Lo cierto es que eso de revisar tratados históricos es una cosa muy delicada (los mexicanos podríamos pedir a EU que nos devolviera Texas y California ¿no?, aunque no tiene caso porque ya se los estamos llenando de indocumentados ^_^). Pero los bolivianos no quieren quitar dedo del renglón y están recabando apoyo de todo el que se deje (por lo pronto Hugo Chávez dijo que él abogaría por ellos).

Lo extraño es que por mucha concordia, estos dos países no se llevan bien. Hay paz, pues, pero de ahí a que haya amistad hay un trecho grande. Si Chile pone de pretexto que no quiere deshacerse de su terrenito yo tengo una mejor opción: que Chile le de el espacio que quiere a Bolivia y que Bolivia le de un cacho similar a Chile pero en otro lado, del mismo tamaño. Así los almanaques mundiales no tendrían que cambiar la extensión de los países ¿no?

inicio/ links/ descargas/ galería/ contacto/